spot_img

¿Qué son las semillas feminizadas de marihuana?

Gelato 45

Hoy toca hablar de las semillas de marihuana feminizadas, probablemente las famosas y comercializadas pero puede que alguno todavía no entienda bien lo que son o de donde bien.

En el post de hoy os explicare que son y como se hacen, también os hablaré de las diferencias con las semillas regulares de cannabis.

¿Qué son las semillas feminizadas de marihuana?

Son semillas de Cannabis Sativa que debido al procedimiento por el que han sido creadas se garantiza por encima del 99% que la planta resultante será una hembra.

Gelato 45

Como ya sabréis en el cultivo de marihuana los que interesa son las plantas hembra puesto que son las que producen los frutos también conocidos como cogollos.

Es en los cogollos donde se encuentran los principios activos como el THC, el CBD o el CBG y también la carga de terpenos que otorga a cada variedad su aroma característico.

Como apunte me gustaría decir que las primeras semillas feminizadas que salieron al mercado lo hicieron en el año 1998 de la mano del banco holandés Dutch Passion.

Planta feminizadas Gelato #45

Algo que me gustaría aclarar, tanto las semillas fotodependientes (conocidas como de temporada) como las autoflorecientes son feminizadas.

Existe el error común de llamar ‘’feminizadas’’ a las de temporada cuando en realidad las autos también lo son.

El concepto feminizada hace referencia al sexo, y los conceptos fotodependiente y autofloreciente hacen referencia a la dependencia o no de los ciclos de luz para florecer.

¿Qué son las semillas de marihuana regulares?

Las semillas de cannabis regulares son aquellas que se han producido de forma natural sin la intervención del hombre y por tanto de ellas puedan nacer tanto machos como hembras.

A lo largo de la historia siempre se han utilizado este tipo de semillas ya que las feminizadas surgieron hace poco más de 20 años.

El problema que tenía el uso de semillas regulares es que al no saber si saldrían macho o hembras había que cultivar el doble de plantas que ahora.

Es decir que si quería cultivar 3 plantas, como no sabías si te iban a salir macho o hembra deberías plantar como mínimo 6 para que una vez marcaran el sexo eliminar los macho y quedarte con las hembras.

Evidentemente esto suponía un problema tanto de espacio como de gasto ya que hay que cuidar el doble de plantas y eso implica doble de agua, de luz, de nutrientes, etc.

Pese a esto todavía queda algún purista que sigue cultivando regulares pues existe la creencia de que son de mayor calidad que las feminizadas…

Para hacer plantas madre se utilizan regulares, incluso para crear nuevas genéticas ya que son mucho menos estables y ofrecen más fenotipos que las feminizadas.

Esto quiere decir que habrá más variación de efectos, sabores, morfología de la planta… cosa que con las feminizadas no suele pasar ya que producen fenotipos más estables.

Estos problemas que os he explicado en el cultivo de regulares (espacio y gasto económico) fue lo que llevó a los investigadores botánicos del cannabis a crear las semillas feminizadas de marihuana.

¿Cómo se hacen las semillas de marihuana feminizadas?

En la naturaleza vemos que para que una planta produzca descendencia se deben cruzar un macho y una hembra, lo cual hará que la planta hembra produzca las semillas en el interior de sus frutos (semillas regulares).

Semillas en germinación

Pues bien para hacer semillas feminizadas lo que se hace es cruzar dos hembras, para hacer esto se coge una de las hembras y se la convierte en macho.

Habéis leído bien, sí, a una de las hembras se le revierte el sexo para que en lugar de producir flores de hembra produzca flores de macho.

En los inicios esto se hacía sometiendo a las plantas hembra a un gran estrés durante la floración lo cual terminaba por hacerla producir un pequeño número de flores macho cuyo polen sería utilizado para fecundar a otra hembra.

Se trataba de una técnica válida pero que a nivel comercial flojeaba ya que la cantidad de polen que producía la planta estresada era muy pequeña como para producir grandes cantidades de semillas.

Con el paso de los años la técnica para obtener polen masculino de una planta hembra (con cromosomas XX) fue mejorando notablemente.

A día de hoy se utilizan diferentes técnicas pero la más común y efectiva para producir semillas feminizadas de marihuana es mediante STS o tiosulfato de plata.

Consiste en crear una disolución con agua destilada, nitrato de plata y tiosulfato de sodio que será pulverizada sobre la planta hembra que queremos revertir y bajo un fotoperiodo de floración (12/12).

Al hacer esto se consigue inhibir la acción del etileno en la planta lo cual resulta en que en lugar de producir los frutos de la hembra, produce los sacos de polen propios del macho pero con cromosomas XX.

Como resultado tenemos una planta hembra que ha producido polen y con el cual se fecundará otra planta hembra, es decir se cruzará una hembra con otra.

Pues bien el resultado es que esas semillas producidas generarán plantas hembra con una eficacia que roza el 100%.

Es muy importante que las plantas que han sido rociadas para ser revertidas sean desechadas una vez que hemos aprovechado su polen, nunca aprovecharlas para extracciones o semejantes.

Las semillas de Taima Seeds

Si habéis leído algo de nuestra historia igual ya sabéis que somos un banco que se centra en la búsqueda de las genéticas que desbordan mayor calidad y 20 años de experiencia nos avalan.

Después de muchos años de selección y búsqueda de genéticas a lo largo y ancho del globo decidimos confeccionar un catálogo que dividimos en diferentes líneas:

  • U.S.A. Selection: una línea dedicada a potentes y exclusivas genéticas traídas de California básicamente. Alguna de las que más nos gustan son la Cocoa Mint Kush, Double San Fernando Valley, Kosher Gold o nuestro tan especial GSC.
  • Happy Line +THC: una línea conformada por algunas de nuestras más potentes cepas. Sin duda destaca nuestra exclusiva Critical Lemon Kush junto con la potente Sativa Super Lemon Juice.
  • Medicinal CBD: una línea muy especial en la que pusimos mucho tiempo y cariño para seleccionar las 5 genéticas que la conforman. Todas igual destacadas pero con diferentes porcentajes de cannabinoides y terpenos por lo que recomiendo buscar la que mejor se ajusta a tus necesidades o dolencia.
  • Classic selection: después de tantos años de selección no podíamos dejar atrás clásicos originales que durante tantos años hemos conservado, por ello ponemos a vuestro alcance las mejores versiones que puedas conocer de cepas como White Widow, Sour Diesel o Critical Lemon Mango.
Pau Grower
Redactor experto en cannabis titulado como técnico superior en gestión forestal. Amante de las plantas y la música, especialmente reggae y Hip-Hop ¡A vuestra disposición para cualquier consulta!

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img